11 de octubre de 2014

Los pecados de la Iglesia según Ana Martos.

"Ocho pecados por los que la Iglesia no irá al cielo"

El libro está estructurado por partes, cada una encabezada con el título de uno de los siete pecados capitales -soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza-, más uno que añade la autora: la desfachatez.
En cada apartado explica los "hechos" que muestran el porqué la autora piensa que la iglesia no cumple con lo que predica. La única pega con la que me encontré es que la autora utiliza palabras con las que no estoy familiarizada, con las que habla sobre la iglesia y la historia de la religión cristiana. A pesar de ser corto, es bastante denso.

Soberbia
"Sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás."
 La autora nos muestra como la Iglesia Cristiana se autoproclama única y verdadera, dejando a las demás religiones como farsantes. Todo lo que esta dijera o creyera era indiscutible y siempre cierto. Se creyeron con el poder de hacer y deshacer a su antojo, y así lo hicieron. Asimismo, se adueñaron del poder de coronar y descoronar a placer, haciendo siervos a los reyes de entonces (de los países que "controlaban").

Avaricia
"Afán o deseo desordenado y excesivo de poseer riquezas."
En el libro se indica como, mientras la Iglesia habla de lo que ama Dios a los pobres, trataba (o trata) de enriquecerse desde tiempos inmemorables manteniéndose siempre al lado de los poderosos, fuera cual fuera su calaña. Las "donaciones", tampoco venían mal. Como la propia autora escribe: "la Iglesia tiene la capacidad de convertir la fe en dinero".

Lujuria
"Deseo sexual desordenado e incontrolable"
Aunque la definición habla de algo exagerado, la Iglesia niega al ser humano el deseo sexual en sí, el natural, convirtiéndolo en pecado, aprovechándose del instinto humano para tener pecadores y perdonados. En palabras de la autora: "La Iglesia tiene el poder para incitar al hombre a pecar, al convertir, su instinto natural en perversión y, después, perdonarle ese pecado. Culpa y liberación proceden de la misma fuente."

Ira
"Emoción que se expresa con el resentimiento, furia o irritabilidad."
En este apartado se comenta las matanzas de las que se ha servido la Iglesia para controlar y adoctrinar, mientras que por otro lado hablan de compasión y perdón.

Gula
 "Es un pecado capital para la religión cristiana y el catolicismo, es un vicio del deseo desordenado por el placer conectado con la comida o con la bebida."
La autora hace referencia a una anécdota en la que un obispo se refugia en una casa, y mientras los habitantes de esta son poco menos que muertos de hambre, este come a placer sin importarle nada. Eso de predicar con el ejemplo, como que no...

Envidia
"Sentimiento o estado mental en el cual existe dolor o desdicha por no poseer uno mismo lo que tiene el otro, sea en bienes, cualidades superiores u otra clase de cosas."
La Iglesia se quiso deshacer de "la competencia". Empezando por los judíos, con los que disputaba por la verdad histórica sobre Dios y Jesús, y terminando por los Paganos y la Iglesia Oriental.

Pereza
 "Es la negligencia, astenia, tedio o descuido en realizar peyorativos." 
Con la "pereza", la autora se refiere a la inmovilidad de la Iglesia en cuanto a reconocer evidencias históricas que desmontan algunas de sus creencias. La Iglesia tarda lo indecible para adaptarse a los tiempos en los que estamos. Vive en el pasado (y vive de él).

Desfachatez
"Desvergüenza"
Martos se refiere a la actitud hipócrita de la Iglesia. Es un añadido a los siete pecados capitales.


Por último, aclarar que no he visto en el libro nada que pretenda ir en contra de la religión, sino de la actitud que ha tenido la Iglesia desde tiempos inmemorables. También habla más de la Iglesia de épocas pasadas. No sé bien se se refiere también a la actitud actual de esta.
Yo soy atea y respeto todas las creencias. Cada uno a lo suyo.



112 páginas// 2012// Nowtilus// Sinopsis.

5 comentarios:

  1. No creo que lo lea porque el tema de la religión no me acaba de motivar.
    Aunque me gusta que en el libro se hable de lo mal que la iglesia ha actuado en algunos puntos de la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me suele interesar el tema religioso, pero encontré interesante el libro y por eso decidí leerlo.

      Eliminar
  2. Anónimo10/13/2014

    Ni una coma de más, Ana!
    Podrías intentar hacer un blog sobre el examene de conciencia de...En este caso, la Iglesia, pero tu lucidez y ánimo constructivo dan para mucho más..
    Manten la objetividad para que no se te tiren encima, y adelante! que esto sirve y mucho a las gentes de buena voluntad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el mensaje está dirigido a la autora del libro.
      Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Anónimo11/23/2014

    Gracias, amigos, por vuestros comentarios.
    Con los saludos de ana martos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...