7 de enero de 2015

Un sueño demasiado real

Lo que me atrajo a este título fue una reseña que leí un día en un blog. Me llamó mucho la atención que la historia se asentara en acontecimientos reales y, sobre todo, que estos fueran poco conocidos -a pesar de su gravedad-.

Henán es una provincia del centro de China que sufrió -y sigue sufriendo- una epidemia de SIDA. Esta se originó a raíz de la venta de sangre descontrolada que se hizo en dicha ciudad. Tanto vendedores como compradores de sangre, por codicia o por mejorar su calidad de vida, provocaron la epidemia. Sobre todo, la culpa fue de los vendedores, que no tomaban las medidas adecuadas de salubridad. Hasta día de hoy sigue esa epidemia en la zona -y en China en general-. Entre 500.000 y un millón de personas se contagiaron, solo en Henán.
Con esta introducción pretendo explicar en que se basó el autor chino Yan Lianke, para desarrollar esta genial y estremecedora historia.

En el libro, el autor sitúa la historia en La aldea Ding. Una aldea, supongo, ficticia. Es un lugar de gente pobre cuya población, como sucedió en la realidad, se ve animada por asociaciones, a vender su sangre, con promesas de mejora de calidad de vida y riqueza. Esto provocará que hasta particulares se metan en el negocio de compraventa de sangre, y todo se descontrolará. Entonces, comenzará la desgracia.

Esta historia es verdaderamente dramática, pero de alguna extraña manera, bonita. Muy realista. Llena de personajes perfectamente desarrollados. A través de ellos vemos como es tomada esta nueva enfermedad a la que llamarán en un principio "enfermedad de la fiebre", al no saber de que se trata. A medida que transcurren los acontecimientos, vamos conociendo más la forma de ser de nuestros personajes, y les vamos cogiendo odio o cariño, según. Vamos viendo como en un principio cada muerte parece una desgracia, y como al final, la muerte se ve como algo cotidiano, sin que pille por sorpresa a nadie.

 Debido a la censura China, el autor intentó suavizar la historia utilizando una prosa algo poética, y llenando sus párrafos de metáforas; pero creo no lo consiguió, ya que es una historia dura, se escriba como se escriba. Aún con todo, y con lo que se tuvo que comer la cabeza el autor para evitarlo, el libro fue censurado en China.

Sin duda, está entre los mejores libros que he leído en 2014.

376 páginas// sinopsis// Automática editorial// Yan Lianke

19 comentarios:

  1. No lo conocía, pero tiene muy buena pinta, me ha llamado muchísimo la atención el tema, así que me lo apunto para buscarlo. Gracias por la recomendación!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía, pero va a lista ahora mismo. Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya contarás, cuando lo leas, qué tal. :D

      Eliminar
  3. No soy yo de lecturas duras, pero me ha gustado mucho tu reseña y me lo apunto :-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero que te guste cuando le des la oportunidad!

      Eliminar
  4. Creo que lo he visto en alguna parte porque me suena la portada, pero del argumento ya no me acordaba tanto, y sí que es algo novedoso. Aún así, no sé, me da un poco de miedo acercarme a las novelas escritas por autores orientales, suelen tener un punto extraño que no me convence, al menos las (muy) pocas que he podido leer. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he encontrado ese punto extraño en libros japoneses, pero los dos libros de autores chinos que he leído -contando con este-, no son tan extraños. Son geniales.

      Eliminar
  5. Siempre digo que cuando las historias parten de ese poso de realidad consiguen una fuerza muy especial, o eso o es que yo como lector ya me predispongo de otra manera.

    Con esta creo que me topé en algún blog porque la portada y el tema me suenan un montón. Y eso de que haya sido una de las mejores lectura del año siempre es para planteárselo, que son palabras mayores :P

    Besotes y gracias por traerla! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es lo que me atrajo, que el autor se valiera de un hecho real.

      Eliminar
  6. Bea a mi también me lo has descubierto. Lo cierto es que soy una completa principiante en literatura asiática; pero siendo una de tus mejores lecturas del 2014, lo tendré muy en cuenta. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me considero principiante, más o menos. He leído unas cuatro o cinco obras asiáticas. He tenido mejor experiencia con las chinas -como esta-.

      Eliminar
  7. ¿Censura? ¿Por qué iban a censurar algo así?
    No conocía este libro, pero parece interesante que traten el tema del SIDA :) Me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, justamente por el tema del SIDA. Como es algo poco conocido, es algo así como un escándalo.

      Eliminar
    2. No tenía ni idea de que en China el SIDA fuera un tema tabú. La verdad es que en temas de salud, la información es el método de prevención más eficaz... :( maldita censura.

      Eliminar
    3. No es un país precisamente abierto. No es que sea tabú, pero supongo que preferirán que no cunda el "pánico". Aunque recientemente reconocieron que había un problema de SIDA en el país -supongo que no tenían más remedio-.

      Eliminar
    4. Tampoco podíamos esperar mucho de un país que censura Google xD
      En fin, lo dicho, me ha dado una buena impresión y me lo apunto para próximas lecturas, con suerte lo tendré en la biblioteca de mi ciudad.

      Eliminar
  8. No lo conocía pero me llama la atención, más si está basado en hechos reales. Lo buscaré. ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que más me atrajo a mí.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...