30 de noviembre de 2014

"1984": neolengua, Gran Hermano...


No sé si habrá sido un error demorar tanto esta reseña. Lo malo es que no tengo tan fresca la historia, pero lo bueno es que creo que he reflexionado lo suficiente como para hacerla, porque el libro, otra cosa no, pero hace reflexionar.
Lo cogí con ganas, pero hasta aproximadamente la mitad del libro no supe bien si me estaba gustando. El caso es que había que seguir leyendo, y lo hice, entonces lo comprendí todo, até cabos e incluso, encontré mucha similitud con la sociedad en la que vivimos.

No sé ahora mismo en qué blog exactamente, pero leí una reseña en la que se hacía referencia a la definición como distopía de este libro, porque aunque para el que lo leyó en la época que salió (1949), se tratase de un libro futurístico, para nosotros que lo leemos pasada la fecha en la que está situada la acción del libro, se trataría de una "ucronía", y lo pongo entre comillas porque lo que sucede en el libro no creo que esté tan alejado de la realidad de nuestros días.

Como ya muchos conoceréis la trama del libro, comentaré solo algunos aspectos a destacar, y similitudes con nuestra realidad. La sociedad que nos pinta el autor nos puede parecer muy alejada de la nuestra, cruel, y poco probable, pero me ha dado la sensación de que no está tan alejada de la realidad, tan solo algo exagerada.

En el libro aparece como figura política y partido único el llamado Gran Hermano, el ojo que todo lo ve. La sociedad está vigilada por todos lados. No hay nada que no sepan. En el libro aparecen unas pantallas que están por todos sitios, las cuales tienen cámaras que te vigilan. En la actualidad, bueno, hay cámaras por las calles -cada vez más-, y también está el famoso escándalo de espionaje que nos hacía EE.UU. -aunque también a más países-, y más cosas que no sabremos. El partido en cuestión -hablamos del libro- se encarga, como he dicho, de controlar a la población, pero no a toda. Hay una parte -los pobres- a los que consideran gente sin peligro ya que los consideran sin la inteligencia suficiente como para darse cuenta de lo que pasa, y les dejan hacer.
También el autor nos muestra una sociedad en guerra permanente, porque según el lema del partido: La guerra es la paz. Con esto los que mandan buscan que la población que controlan no se subleve, ya que tienen otro "enemigo" contra el que mostrar su rabia. En la actualidad sucede algo parecido, ya que nos dicen que tal y cual guerra es para ayudar a que llegue la paz en los territorios en conflicto. ¿Pero desde cuando la guerra permanente se puede considerar paz? Luego claro, están estos grupos rebeldes, o terrorista, o miembros de la Yihad, que se financian no se sabe como (o sí) y que consiguen armas fabricadas en los países occidentales, todo muy sospechoso. Yo siempre he pensado que las guerras son promovidas por motivos económicos, sin más.
En esta sociedad Orweliana -situada en Londres- existen cuatro ministerios (todos muy paradójicos):
-El ministerio del amor: que se encarga de hacer valer la ley (osea, de reprimir, torturar y reeducar para que el individuo sienta amor ciego por el partido).
-El ministerio de la paz: que se encarga, "evidentemente", de la guerra. De mantener la guerra con otros países y así, como dije, evitarla internamente.
-El ministerio de la abundancia: encargado de la economía. "Repartiendo" de tal forma el dinero, que todo el mundo esté al borde de la pobreza y así evitar que se preocupen de otra cosa que no sea que se van a llevar a la boca el día siguiente (no sea que piensen más de la cuenta).
-El ministerio de la verdad: se encarga de crear la realidad en la que viven. Cambian la historia a su gusto -literalmente-, controlando los medios de comunicación y modificando toda información de épocas pasadas, al gusto.

En la actualidad -por comparar- tenemos a policías "al servicio de la ciudadanía", que te ayudan cuando tienes un problema y que hacen que vivas más seguro/a, pero claro, también pueden ser utilizados en tu contra: por ejemplo en manifestaciones o desahucios. También tenemos la justicia (justa para algunos y para otros no, depende de quien seas, porque es más que evidente que no es igual para todos). Y tenemos los medios de comunicación: la televisión publica es del gobierno (los canales autonómicos son del partido que gobierne en esa comunidad), y la privada de unas pocas empresas. ¿Cómo saber si lo que nos cuentan en las noticias es verdad?, pues de ninguna manera. Dependiendo de los intereses de la empresa en cuestión, salen unas noticias u otras.

Por último hablaré de la neolengua, idioma que es utilizado en esta sociedad ficticia. No es más que la lengua actual pero modificada de tal forma que hay palabras acortadas, otros -las que no convienen al partido- eliminadas, y muchas cambiadas en su significado. Con esto intentan controlar los sentimientos de la población -de manera que no se puedan expresar bien-. También hay palabras prohibidas. Esta neolengua es comparada con lo que hoy llamamos "lenguaje políticamente correcto". Que no es más que decir las cosas de tal manera que no suenen como lo que son, que sea todo más suave, haciendo que la gente se conforme con ciertas situaciones por falta de entendimiento. Se utiliza mucho en la política en nuestros días, porque nos tratan como tontos. Como la frase "favorita" de rajoy -por poner un ejemplo-, "crecimiento negativo", ¿eso qué es? Es una forma de no mencionar la palabra atraso, deuda, déficit, o cualquier palabra negativa que nos haga ponernos en alerta, porque cada vez que hablan ciertos políticos, solo escuchamos "blah  blah blah". Es como si en un exámen el profesor te dice que has sacado un diez menos ocho, en vez de un dos. ¿A que lo primero suena mejor?, pero el resultado es el mismo. No sé si me explico. También el uso de eufemismos es una forma de modificar el lenguaje.

Veo que la entrada se me ha salido un poco de madre, a sí que paro ya, xD. Espero que se haya entendido la idea del libro y lo poco alejados que estamos de esa sociedad que nos narra Orwell. Ni falta hace decir que es un libro necesario. De obligada lectura. Luego te podrá gustar o no.
Por cierto, vi que había película, y no creo que tarde mucho en verla. Me apetece redescubrir lo que nos cuenta Orwell de una forma más visual.

 
224 páginas// George Orwell// Sinopsis

18 comentarios:

  1. Me parece genial la reseña que has hecho sobre esta novela. La tengo entre mis próximos libros por la cantidad de buenas críticas que he leído sobre ella pero no la he leído hasta ahora porque en el fondo creo que me voy a "comer el coco". Es cierto, como muy bien dices, que en su época de publicación resultaba futurista y como imposible de que esa situación social se llegara a dar pero creo que hoy en día es mucho peor de lo que pensamos. Estamos manipulados por todas partes. A veces me preguntó por qué la prensa (el bien llamado "cuarto poder") no informa sobre la realidad de los sucesos y tergiversan las noticias según convienen a los poderes fácticos o, simplemente, las omiten. Es una pena. Este mundo da un poco de miedo. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pareciera que vivimos en una gran mentira. En cuanto indagas un poco en ciertos temas, digamos que despiertas un poco y eres más consciente del mundo que te rodea. Yo creo que llamarlo "cuarto poder" es poco, porque es la mejor manera que tienen algunos de manipular la opinión pública que, a fin de cuentas, es lo que cuenta. Supongo que la prensa hace eso por que, precisamente, está al servicio de estos poderes. Te lo recomiendo mucho, y si te comes la cabeza alégrate porque quiere decir que has pillado la idea, supongo.

      Eliminar
  2. Orwell era un tipo de mucho talento. Si me sorprendio con granja animal pronto lo hará con este. y era periodista *____* es uno de mis ídolos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, por lo visto, un muy buen periodista. Es el primero que leo del autor, pero ya quiero leer todo lo que haya escrito. ;D

      Eliminar
  3. ¡Pues le has sacado jugo! Es una de esas novelas que sé que debería leer (de obligada lectura, como dices) pero me da pereza. Si me animo al menos iré un poco más orientada con tus observaciones. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea cuando sea, ojalá lo leas. Suerte que no es muy largo, por eso de que te da pereza ;D. Yo he de reconocer que tardé bastante en ponerme a leerlo, estaba perdido entre mi lista de pendientes, y de repente me dio por empezarlo, llega solo.

      Eliminar
  4. Mezcla 1984 con Un mundo feliz y tendrás algo muy parecido a la sociedad en la que vivimos.

    Me encantó. Tengo que releerlo, a ver si le encuentro un hueco ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en cuanto me recupere de "1984", me lanzo con "Un mundo feliz", de cabeza. ;D
      Quizá yo también lo relea algún día -y eso que no soy de releer-, quien sabe.

      Eliminar
  5. Con este libro tengo cierto recelo, no porque no me vaya a gustar, sino porque lo veo muy sesudo. Al leer tu reseña me he dado cuenta de que quizá no es el momento para una lectura así. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo es tanto, yo creo que lo es si quieres. Te lo puedes tomar como una buena historia, o como algo más real, eso ya depende de cada uno, pero se disfruta igualmente.

      Eliminar
  6. La verdad es que tarda en arrancar unas cuantas páginas, eso siempre lo reconozco, pero yo también creo que esta es de esas novelas de lectura obligada. Guste más, guste menos, se haga más o menos cuesta arriba en algún tramo, la reflexión que nos deja sobre esa sociedad no tan lejana creo que es la mar de sana. Entre mis imprescindibles también, sin duda :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también aconsejo que se lea sin falta y hasta el final, luego que cada uno saque sus conclusiones.

      Eliminar
  7. Hola, Bea! Es de mis eternos pendientes. La verdad le tengo un pelín de miedo porque me han dicho que no es una lectura muy fácil. Pero lo leeré tarde o temprano, porque el tema en sí me llama mucho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá te guste y lo leas pronto. ;D

      Eliminar
  8. Estoy con usted, Bea. No andamos demasiado lejos.

    ResponderEliminar
  9. Buenas reflexiones!
    Hace unas semanas terminé de leerlo. Me parece que el libro tiene muy buenas ideas, a veces soltadas en una chorrera de situaciones. Pero entre lo que mas me gustó es la reflexión de quién controla el pasado, controla el futuro, y el que controla el presente controla el pasado. Me movió a pensar en la historia, que siempre es contada por los vencedores, y cuanto hay que creer, cuanto no, en quién decidir confiar y en quién no. Por otro lado, el tema del lenguaje. Cuan cierto que influye en como pensamos, solo con analizar las distintas lenguas y ver en como influye en la forma de pensar de quienes las hablan,y viceversa. Aunque no estoy del todo de acuerdo con eso que si no hay una palabra definida para un delito, este no se cometa, pienso que más bien es al revés, una vez que se comete un delito que no está definido, se inventa la palabra, el castigo para ese crimen, etc. Y por último, aunque hay para escribir mil reflexiones(spoiler alert), es el personaje de O'Brien, nos deja con la intriga de qué lado está, por lo menos a mí, si termina siendo de la Hermandad, que se tiene que camuflar si o si haciendo todo lo posible para que no lo crean parte, o es definitivamente parte integral del sistema.
    Creo que ya cansé a mas de uno con esto.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de la historia también me parece controvertido. Como dices, la dictan los vencedores, y pondrán lo que les apetezca, y, por supuesto, omitirán lo que no conviene. A mí me gusta rebuscar mucho entre documentales y demás -independientes-, para buscar más puntos de vista sobre hechos pasados (guerras, levantamientos, y demás), te encuentras con muchas sorpresas.
      En cuanto a delitos, no es que no se cometa dicho delito, simplemente no se le puede llamar "delito" si no figura como tal. Otra cosa es que se ponga a posteriori. Creo que el trecho entre lo legal y lo alegal no es muy grande.
      (Spoiler) Aunque no se deja claro, yo creo que pertenece al sistema y le ponen como si no lo fuera para cazar a los "desviados". Pero es algo que nunca sabremos xD.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...