5 de junio de 2014

Crimen y criminales 1. La "justicia" en España.


Como me propuse a principios de este año, intento leer más ensayos que los que leía antes. Hoy vengo con uno sobre el crimen y los criminales, como reza el título. En este caso el autor se centra en España. Aunque hay un segundo libro que trata el crimen internacional.

Pérez Abellán es un investigador dedicado, sobre todo, al crimen. En esta obra nos narra los sucesos que más impactaron a España, en el ámbito criminal. También rememora algunos menos conocidos, o que yo, al menos, no conocía. Ha sido un libro que me ha hecho buscar en Internet sobre algunos criminales a los que no ponía cara. La obra me ha descubierto que la justicia en este país está peor de lo que esperaba, que ya es decir mucho. Sobre todo, el autor compara nuestra justicia, en numerosas ocasiones, a la de Estados Unidos, que es bastante dura. A continuación, voy a comentar los puntos a destacar:

El menor y el crimen
Se nos muestra lo anticuada que está la ley del menor. El autor comenta que un niño de 14 años en nuestros días, es mucho más inteligente que un niño con la misma edad, hace veinte. ¿Qué quiere decir con esto? Pues que, en ocasiones, y dependiendo del crimen, a un menor habría que condenarle como si fuera un adulto. Si ha tenido la capacidad de matar a una persona a sangre fría, por ejemplo, sabe perfectamente lo que está haciendo. Algunos asesinos se escudan en su edad para no hacerse responsable de sus actos, y sí, un niño puede ser un asesino. Hay, por desgracia, suficientes ejemplos. Aunque en EE.UU. a un menor se le puede condenar como si fuera un adulto, aquí no hemos evolucionado lo suficiente.
Justamente ayer escuche la noticia de que dos niñas de doce años, apuñalaban a una compañera por "culpa" del personaje de un juego (y protagonista de una leyenda), Slenderman. No es normal que un menor pueda matar y quedar impune.

La televisión y el crimen
¿Donde quedaron las secciones de sucesos? Por lo que nos quieren hacer ver, en España apenas hay crimen. En la tele solo dedican un pequeño espacio para aquellos casos que pueden dar juego. Cuando la verdad es que ocurren muchas más cosas que no sabemos como, por ejemplo, algo que nos comenta el autor: cada tres días se produce un secuestro. ¿Donde está esa gente que desaparece?¿Por qué no se da voz a muchos de estos casos? Creo que si solo nos fiamos de las noticias que vemos en la tele, viviremos en una burbuja, en la que el gobierno de turno nos quiera hacer vivir.
También se critica duramente a aquellos programas que tratan sucesos, con secuestros, asesinatos y demás, y que en vez de contar con gente especializada en el crimen, se encarguen de debatir estos temas periodistas que se encuentran más cómodos con la prensa rosa y que, en ocasiones, dan datos erróneos y ridículos por ignorar el tema del que hablan.
Tampoco estoy de acuerdo con poner motes a los asesinos. Creo que incluso les gusta, por que se les da importancia, más a ellos que a sus crímenes.

El asesino de la Katana

El crimen, ¿de quien es la culpa?
Tenemos asesinos que echan la culpa a un vídeo juego (cuando mucha gente juega a los mismos vídeo juegos y no se vuelven locos), a voces que les dicen que maten, al entorno que no le acepta, a problemas mentales (inexistentes)... El caso es librarse de la culpa, o más bien, de la condena. Porque es muy fácil echar balones fuera, cuando el verdadero culpable es el propio asesino (cosa que debería ser evidente).

La cárcel
Supuestamente la cárcel está echa para reinsertar al delincuente. ¿Que hay de aquellos que salen como entran? Que no han cambiado ni un ápice su pensamiento. Pues que salen y reinciden. Sí, tenemos una justicia en la que se condena a una persona a cien años, pero en la que es sabido que a los veinte años (o incuso mucho antes) pueden salir, normal que no se pueda tomar en serio. Se habla de los derechos de los presos, pero, ¿y los derechos de las víctimas? Sobre todo de las que mueren. ¿Dónde está su segunda oportunidad?



No estoy a favor de la pena de muerte, ya que en EE.UU. se han dado muchos casos en los que el condenado era inocente. Con lo que estoy totalmente de acuerdo es con la cadena perpetua. No es normal que una persona pueda matar a toda la cantidad de gente que quiera, sabiendo que no va a pasar más de treinta años en la cárcel, por muchos doscientos años que le caigan.
El único "pero" que puedo poner al libro está en los momentos en que el autor se mete en política. Se notan mucho sus colores, y creo que debería mostrarse imparcial, ya que por el tema que trata no viene al caso algunas cosas.

Crimen y criminales// Fancisco Pérez Abellán// Sinopsis// Ediciones Nowtilus// 304 páginas// 2010.



18 comentarios:

  1. Este no lo conocía pero yo también, a raíz de mi visita a Getafe negro me he metido en libros distintos. en mi caso han sido estudios en francés sobre los orígenes y evolución de la novela negra y sus detectives.
    Buscaré este, me parece un buen complemento
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal. Ofrece reflexiones interesantes.

      Eliminar
  2. No lo conocía. La verdad es que yo también estoy a favor de la cadena perpetua. Estos libros son interesantes, además la novela negra y sus misterios siempre me ha atraído.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también. Me asombra el mundo del crimen, pero no en el buen sentido. En el sentido de que no sé como hay gente que es capaz de hacer tanto daño. Me interesa, sobre todo, la mente del criminal.

      Eliminar
  3. Lo cierto es que la justicia española no puede ser llamada como tal, porque de justa no tiene casi nada. La verdad yo no suelo leer ensayos, pero con temáticas de este tipo es importante estar informado.
    Tomo nota del libro.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Creo que, muchas veces, deberíamos buscar información por nosotros mismos, ya sea por medio de la literatura o por Internet. No esperemos encontrar todo servido por televisión.

      Eliminar
  4. Hay muchos asuntos a nivel de justicia que deberían ser revisados y revisables, supongo que la aportación de alguien como el autor que se maneja en estas lides da mucho que pensar, sin enfoque sensacionalista por lo que pareces reflejar con tu opinión, cosa que me parece importante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente da su opinión sobre el tema. En ocasiones es muy crítico.

      Eliminar
  5. Que interesante, además me encanta escuchar al autor cada vez que sale por la tele. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad es que no lo conocía. O no lo recuerdo. Quizás le haya visto por la tele alguna vez. No sé.

      Eliminar
  6. Hola!
    Sin duda me lo apunto para leerlo, este tipo de libros me parecen muy interesantes.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Siempre me ha producido curiosidad cómo funcionan las mentes criminales, y en ese sentido no descarto este ensayo. El tema de la "justicia" (haces bien en entrecomillarlo) me parece un cachondeo importante, Pocas veces he visto una época en la que la justicia fuera tan injusta. Claro que hay que revisar muchas cosas, muchas leyes... pero también hay que revisar la sociedad en general, los valores en los que se sustenta. Bueno, que me lo llevo anotado :)

    Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices, hay mucho que revisar. No podemos seguir con leyes del siglo pasado.

      Buen fin de semana a ti también.

      Eliminar
  8. No me extraña que hable de política, van estrechamente unidos porque la postura ante estas cuestiones implica una ideología concreta, la que sea, pero cuanto más retrógrado menos garantista.

    A Pérez Abellán lo habré escuchado porque me suena su cara, pero no sé qué es lo que representa exactamente. En cualquier caso, es cierto que tenemos un problema con la justicia. Es incoherente, elitista y, sobre todo, injustamente lenta. La incoherencia es la que da lugar a que la legislación sea demasiado dura en unos casos y demasiado blanda en otros, y a que se den casos que claman al cielo por haber puesto parches sin hacer una reforma en profundidad. Deberíamos exigir que la hagan, y que existan unos plazos razonables que estén obligados a cumplir Y si no tienen medios que los creen, que para las estupideces siempre han tenido de sobra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que ha utilizado la política para criticar a unos y ensalzar a otros, cuando ambos no han hecho nada para mejorar las leyes. Le he visto muy parcial en ese sentido.
      Totalmente de acuerdo con que nuestras leyes son, en ocasiones, incoherentes. Ya sabes que aquí todo son parches, se van pasando la pelota, y ningún gobierno soluciona los temas más importantes. Se dedican a crear nuevas leyes que lo único que hacen es quitarnos derechos.

      Eliminar
  9. Hoy si me lo permites voy a disentir contigo, que ahí está la gracia ¿no? ;) Sí que estoy de acuerdo en que muchas leyes tienen que ser revisadas (muchísimas) pero no creo que la del menor sea una de ellas o la que necesite una revisión más urgente. Es una ley del 2000, si no me equivoco, revisada en 2006 que no me parece para nada anticuada. Las medidas que prevé que se puedan adoptar son muy variadas y están pensadas para que el menor pueda conseguir reeducarse de la manera que se considere más efectiva según los casos y sus circunstancias personales y así poder integrase en la sociedad, que es la finalidad de toda pena y creo que con los menores, por la edad que tienen, sí que se puede conseguir ese objetivo (aunque quizás sea demasiado optimista en este sentido). Sí estaría de acuerdo, en cambio, en la posibilidad de aumentar el tiempo por el que se pueden imponer esas medidas o incluso que se rebajase la edad penal de los menores a los 12 años.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de las revisiones, no creo que hayan dado muchos frutos las nuevas medidas. Rebajar la edad penal a 12 sería una buena idea. Y la reintegración... no sé, depende mucho del crimen cometido. Como he dicho, aunque todo (o casi todo) el mundo se merece una segunda oportunidad, las victimas fallecidas no la han tenido.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...