19 de marzo de 2016

Los límites de la normalidad

Los límites de la normalidad es un libro que me llamó la atención porque está relacionado con la mente, en concreto trata temas como el comportamiento humano y las enfermedades mentales.
Me encontré con un ensayo argumentativo más especializado de lo que me esperaba. A pesar de que el tema me atraiga bastante y de que hay conceptos que tengo muy claros, el vocabulario utilizado en el ensayo no fue del todo comprensibles, sobre todo por algunas palabras técnicas. Dentro de lo que cabe, creo que he podido llegar al "quid" de la cuestión.
La obra está firmada por varios autores ya que es una recopilación de varios artículos de distintos psiquiatras donde cada uno habla de un tema relacionado con la psicología y la delgada línea de lo que separa un comportamiento "normal" de uno considerado enfermizo. Si tuviera que escoger un artículo escogería el de Alberto Lasa Zulueta donde habla de la medicalización y el conflicto de intereses que se da por la asociación de médicos y farmacéuticas. Hasta qué punto es bueno que las farmacéuticas tengan relación con los médicos que se encargarán de recetar sus productos.

Resulta curioso que la normalidad y la enfermedad mental no tengan una línea clara que les diferencie. Es difícil, por ejemplo, diagnosticar a un niño de hiperactivo y medicarle cuando a lo mejor está teniendo el comportamiento de un niño normal a su edad; igual de difícil es saber si una persona a caído en una depresión por la muerte de un ser querido, o simplemente está pasando por un duelo, que es lo normal en tal situación. Dudas como estas (y bastantes más) son las que los autores pretenden disipar, no sé si dejando un claro veredicto o más preguntas al respecto. Lo que me ha quedado claro es que no hay nada claro en este asunto ya que del comportamiento humano hay aún mucho que aprender y descifrar. El problema es que para diagnosticar una enfermedad mental no te puedes respaldar en  pruebas biológicas, como en muchas otras enfermedades, ya que no se puede identificar, por ejemplo, con un escáner cerebral, solo te puedes fiar de los síntomas que observes en el paciente o de lo que el mismo te cuente.


________________________________________________________________________

A todo esto: hay un documental muy interesante que vi hace tiempo llamado El marketin de la locura. Muy interesante. https://www.youtube.com/watch?v=IgCpa1RlSdQ

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante. Más que nada porque hablas de libros que pintan muy bien y no son los que te puedes encontrar en el resto de blogs. Al menos lo que he podido curiosear. Este libro en concreto parece interesántisimo, me ha llamado mucho la atención tu reseña, porque ultimamente yo me planteo cosas de las que aquí se tratan. Lo apuntaré a mi lista.
    Igualmente me quedo por tu blog y si te apetece pasarte por el mío... ahí lo dejo.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten en cuenta que es bastante técnico en ocasiones, pero si te interesa el tema está bien.

      Eliminar
  2. Micaela6/02/2016

    Creo que la linea que separa normalidad y enfermedad mental es delgada aunque está en la competencia del terapeuta distinguir que ese padecimiento como lo es "el dolor por perder a un ser querido" se prolonga por demas en el tiempo o afecta al paciente de tal manera que le impide continuar con su vida normalmente. Interesante libro gracias por recomendarlo!
    ------------------------------------------------------------
    :D

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...